Herramientas para el entorno de una persona que atraviesa un Cáncer de Mama

image

Sabemos que el Cáncer de Mama es la principal causa de muerte oncológica de las mujeres. Las estadísticas muestran que 1 de cada 8 pueden contraer esta enfermedad a lo largo de la vida, pero, ¿alguna vez pensamos en el entorno que rodea a esas personas?

Conversamos con integrantes de MACMA, Movimiento Ayuda Cáncer de Mama, una asociación civil sin fines de lucro constituida por mujeres que transitaron el Cáncer de Mama, fundada hace más de 20 años por María Cecilia Palacios. No solo orientan, contienen y acompañan a las mujeres con cáncer de mama, sino también a sus familiares y a su entorno. Además, difunden mensajes de concientización sobre la detección temprana.

¿Cómo contiene el entorno de una persona que atraviesa un Cáncer de Mama?

La principal contención es de la familia nuclear. Luego aparece la familia extensa. Es frecuente que la familia manifieste una omnipresencia en los momentos recientes del diagnóstico inicial. Acompañar el paso del paciente en lo que refiere a lo emocional y brindarle momentos íntimos de reflexión para que la persona pueda sentirse libre de expresar todas las emociones que necesita. Es importante la colaboración del entorno para las cuestiones domésticas, hijos, trámites, económicas, tratamientos de quimioterapia, radioterapia, cirugía, etc.

¿Cómo se procesa una enfermedad como el Cáncer de Mama de manera colectiva?

Concurrir a un grupo de apoyo psicoterapéutico presenta un doble beneficio. En principio, la persona con cáncer de mama siente una profunda identificación con las demás asistentes y se anima a expresar su angustia y temores por el diagnóstico y futuro incierto.

A medida que transcurren los encuentros aparece un segundo momento donde las participantes van entretejiendo un pronóstico de esperanza y elaboran múltiples salidas y soluciones a encrucijadas personales, obteniendo tantas opciones como participantes tenga el grupo.

Recientemente se ha demostrado científicamente que el pertenecer y participar activamente de un grupo prolonga la vida. La persona obtiene mejor adherencia a su tratamiento médico y se permite optar por el más adecuado para ella. Las demás integrantes del grupo la alientan a seguir adelante a pesar de las claudicaciones por su diagnóstico adverso.

Se pueden observar otros beneficios importantes como la disminución de los pensamientos catastróficos, se animan a prestar palabra a emociones porque sienten la aceptación incondicional de sus compañeras y esto las impulsa a realizar cambios necesarios en sus vidas. En ocasiones se alejan de vínculos tóxicos a partir de la autoafirmación adquirida en la interacción grupal. También reasignarle un nuevo sentido a sus vidas con nueva escala de valores.

Todo lo aprendido en los grupos se replica en el entorno de la paciente. Existe un efecto estimulante, una sinergia grupal que anima a las integrantes a accionar hacia el bienestar y vivenciar lo adquirido en el grupo en sus redes familiares, laborales y de amistad.

En la coordinación grupal desde la visión de la mirada de la Psicooncología y la Psicoinmunoneuroendocrinología se capta a una persona total. En cada encuentro todos los sistemas de su organismo confluyen en un mismo lugar dándole sentido a lo que significa “pensarse” y a través de esto podemos detectar lo que la ciencia pudo demostrar cómo un pensamiento se hace biología.

¿Cuáles son las claves para acompañar con empatía a una persona que atraviesa un Cáncer de Mama?

Acompañar y escuchar.

​El entorno debería tener en cuenta lo valioso de facilitar la expresión de su ser querido. Propiciar la emergencia de todo lo que siente, piensa e imagina con respecto a su realidad actual y su futuro. ​Nunca juzgar lo que expresa la persona, ni emitir juicios de valor. De ese modo la persona atravesará las fases del proceso de duelo por la pérdida del cuerpo sano que tenía antes del diagnóstico de Cáncer de Mama.

La coherencia entre el vivir y el pensar genera vías químicas que facilitan un modo de vida más sano y alejado de las situaciones de estrés evitando consecuencias severas en la salud. Es importante reconocer los límites propios, porque en muchas ocasiones el solo acompañar en silencio, también es positivo. Y cuando la persona y/o su familia siente que no tiene los recursos para acompañar el tiempo del tratamiento, resulta muy beneficioso para todos una psicoterapia de  Psicooncología para atravesar este momento y además salir fortalecido con nuevos recursos para superar las crisis que presenta la Vida.

¿Cuáles son los miedos alrededor de la palabra “cáncer”?

Miedo, sufrimiento, muerte.

¿Qué consejos le darían al entorno de esa persona?

Escuchar cuando quiere hablar. Que se informe con su oncólogo sobre su diagnóstico, así se sacará la angustia y podrá acompañar con menos angustia.