¿Por qué cada 3 de junio gritamos #NiUnaMenos?

image

La fecha tiene su origen en el femicidio de Chiara Páez, de 14 años, el 10 de mayo de 2015. Su asesinato tuvo tal resonancia a nivel nacional en Argentina que derivó en una movilización multitudinaria en reclamo de justicia. La convocatoria de aquel 3 de junio fue tal que instaló un movimiento: la sociedad entera salió a las calles al grito de #NiUnaMenos. 

“Decir Ni Una Menos no es un ruego ni un pedido. Es plantarse de cara a lo que no queremos: ni una víctima más. Y es enunciar a la vez que nos queremos vivas, íntegras, autónomas, soberanas. Dueñas de nuestros cuerpos y nuestras trayectorias vitales. Dueñas de nuestras elecciones: como queremos, cuando queremos, con quien queremos”, dicen desde la organización de Ni Una Menos, un movimiento que abrazó un reclamo que, desde entonces, se derramó en todo Latinoamérica. Años y años de lucha por la igualdad de género reflejados en generaciones jóvenes, despiertas y listas para gritar que dejen de matarnos. 

Hoy, 6 años después de sus inicios, recordamos a quienes ya no están y seguimos adelante por quienes vienen después. Por eso este 3 de junio creamos un video junto con LatFem en el que recopilamos material de archivo y contamos por qué cada año en esta misma fecha volvemos a gritar #NiUnaMenos. Según el último informe de femicidios del Observatorio de Femicidios en Argentina “Adriana Marisel Zambrano” de La Casa del Encuentro, en estos 6 años se cometieron 1733 femicidios de mujeres y niñas y transfemicidios y 163 vinculados de varones adultos y niños. Como consecuencia, 120 hijas e hijos quedaron sin madre.⁣⁣ Una vez más decimos: BASTA DE FEMICIDIOS Y TRANSFEMICIDIOS.

¿Qué podemos hacer para aportar desde nuestro lugar en la lucha por erradicar la violencia de género? 

Te compartimos 5 acciones que podés hacer hoy desde tu casa:

  1. Ponete al servicio. Expresá desde tus redes sociales que sos un punto de contacto, de escucha y apoyo.
  2. Difundí los números oficiales de urgencia y asesoramiento para personas que viven violencia de género.
  3. Verificá cualquier información antes de compartirla y acercate digitalmente a organizaciones que trabajen en la causa para saber qué hacer y cómo colaborar desde tu lugar.
  4. Ofrecé tu escucha activa y paciente a quienes atraviesen situaciones de violencia de género.
  5. No juzgues, demostrá que estás presente y que sos una parte activa del entorno.